El dinero, mi familia y Dios

$300.00
IVA incluido
En este seminario aprenderás quién decide el destino de nuestros ingresos y cómo emplearlos SABIAMENTE para vivir en paz y con prosperidad.
Cantidad

  • Sitio seguro, con mas de 10 años de nuestra tienda en linea, puedes tener la confianza y garantia de comprar con nosotros. Sitio seguro, con mas de 10 años de nuestra tienda en linea, puedes tener la confianza y garantia de comprar con nosotros.
  • Entregas Entregas
  • Politicas de reembolso Politicas de reembolso
Durante años hemos creído que el dinero puede ser malo y que debemos huir de él, e incluso renunciar a las riquezas, ¿O será que somos nosotros quienes le damos al dinero más poder del que tiene?El dinero, en la vida de nuestra familia, juega un papel que no podemos ignorar. El Padre Ernesto María Caro nos enseña a la luz de las escrituras, cómo manejar las deudas, las cuentas, las vacaciones y esos pequeños “gustitos”.

CD 1. EL DINERO Y LA ECONOMÍA
Jesús en sus enseñanzas alaba al administrador fiel que cumple con su misión, y hace multiplicar los bienes que Dios pone en sus manos. Además, aprenderemos que el dinero hemos de ganarlo honestamente, usarlo generosamente, gastarlo inteligentemente e invertirlo cuidadosamente.

CD 2. LO NECESITAMOS O LO QUEREMOS
El mundo nos presenta necesidades diversas para hacernos sentir insatisfechos; esto nos lleva a querer comprar cada vez más cosas. En este tema, el P. Caro nos enseña los pasos que debemos seguir cuando vayamos a gastar; consultar primero con alguien más; hacer un presupuesto y respetarlo; tomar tiempo para decidir, y pensar en las personas que podemos afectar con nuestra compra.

CD 3. SOMOS ADMINISTRADORES
Todo cuanto tenemos, material y espiritual, es gracias a Dios, y él nos dice de varias maneras cómo espera que usemos bien sus dones, seamos justos con nuestros empleados; paguemos nuestras deudas pero evitémoslas en lo posible. Aprendamos a ser generosos con los pobres , un buen administrador sabe cuándo gastar y cuándo ahorrar.
CD 4. LA PROVIDENCIA

Si somos hijos pequeños de Dios, hemos de comportarnos con confianza y evitar preocuparnos por las cosas de este mundo. Un cristiano se ocupa de sus responsabilidades, pero jamás se preocupa porque Dios le cuida.

CD 5. EL DIEZMO
El diezmo es aquello que le corresponde a Dios, no es para ayudar a los pobres, ni para mi retiro, ni para mis necesidades, sino para manifestarle a Dios mi gratitud y confianza. Cuando no le doy mi diezmo a Dios, le estoy robando, y por eso no me va bien en la vida. No hay duda de que Dios es fiel con nosotros, que nuestra confianza se muestra en la generosidad.
F004
97 Artículos

Ficha técnica

Tipo Producto
Físico