Creciendo juntos

$300.00
IVA incluido
La pareja cristiana consagra su amor por medio del sacramento del matrimonio, se abre a la vida, a la comunión y la procreación de los hijos.
Cantidad

  • Sitio seguro, con mas de 10 años de nuestra tienda en linea, puedes tener la confianza y garantia de comprar con nosotros. Sitio seguro, con mas de 10 años de nuestra tienda en linea, puedes tener la confianza y garantia de comprar con nosotros.
  • Entregas Entregas
  • Politicas de reembolso Politicas de reembolso
El matrimonio es un encuentro de dos personas llamadas y convocadas por Dios al amor mutuo, a la entrega total, a la donación mutua. La pareja cristiana consagra su amor por medio del sacramento del matrimonio que, como fruto del don divino, se abre a la vida, a la comunión, a la procreación de los hijos y a la educación de los mismos. El sacramento del matrimonio es una realidad de tres: el hombre, la mujer y Dios quien consagra su amor mutuo; sin embargo, para perfeccionar este amor, hay que trabajar con empeño y dedicación. Seminario sobre el encuentro de dos personas llamadas y convocadas al amor mutuo, a la entrega total, a través del matrimonio y a la plenitud de la mano de Dios. CD 1: POR ESO DEJA EL HOMBRE A SUS PADRES Dejamos a nuestros padres para formar una nueva comunidad con una nueva vida. Pero como el vino nuevo, la nueva sociedad requiere un odre nuevo. Esta vida nueva la iniciamos para compartir nuestra existencia toda con el ser amado. El matrimonio no debe impedir a la pareja seguir siendo amigos, puesto que el amor implica comunicación y confianza. El matrimonio habla de que el cónyuge es la persona más importante en la vida del otro cónyuge. CD 2: AYUDA IDÓNEA La esposa fue creada por Dios para llenar las necesidades, las faltas y las incapacidades del marido; la mujer es la que hace que funcione el hogar y las relaciones de la familia. La mujer tiene una sabiduría que viene de lo alto, pero también de lo profundo de su corazón. Entre los esposos debe darse una unidad que brota de la igualdad con la que los creó Dios. El fundamento de una buena relación nace de la vida espiritual de la mujer. CD 3: ESPOSOS, DEN LA VIDA POR SUS ESPOSAS A la mujer se le pide sumisión y obediencia, pero al esposo se le pide estar dispuesto a dar la vida por la propia esposa, tal como lo hizo Jesús que renunció a su dignidad para ser servidor de su amada Iglesia. El matrimonio cristiano se nutre de la enseñanza de Jesús y de la Sagrada Escritura, de otro modo frustra el proyecto de Dios y entonces provoca que las cosas no funcionen bien y que haya muchos problemas para la pareja y la familia. CD 4: HONRA A TU PADRE Y A TU MADRE El decálogo nos enseña honrar a nuestros padres, y esta enseñanza no es opcional ni tampoco pide nuestra opinión; Dios quiere que nosotros respetemos a nuestros padres, pero también es importante que los padres aprendan a dejar que sus hijos luchen sus propias batallas. Los padres tienen que preparar a sus hijos para marcharse, para hacer su propia vida. Pero que los hijos se marchen no significa abandonar a los padres, tenemos que ver por ellos, cuidarlos, protegerlos y socorrerlos en sus necesidades. CD 5: LO QUE DIOS UNIÓ El matrimonio como proyecto de Dios es llevado a su plenitud por Dios mismo; es Dios el tercer hilo del que habla el libro del Eclesiastés. Solo si la pareja le deja lugar a Dios en su vida matrimonial es que el matrimonio seguirá adelante y se mantendrá con el tiempo. Para que esto suceda se requiere la oración, la meditación de la Palabra de Dios y los sacramentos de la reconciliación y de la comunión.
F007
104 Artículos